El amor es como un rayo, no se sabe donde cae hasta que no ha caído.

Tic,tac-Tic,tac.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Preciada amistad.

Somos la espuma de las olas del mar, vamos y venimos sin un rumbo fijo. No sabemos donde despertaremos mañana o lo que haremos con nuestras vidas al cruzar la esquina de la calle.

En mi vida, soy la ola mayor. En la que todo surfista desearía estar. Me compongo de olitas más pequeñas que estan a mi alrededor. Ellas van y vienen como hago yo. Día tras día, sin saber visitaran lugares que nunca haya visitado. Nos separaremos por momentos, nos echaremos de menos, pero después de mucho tiempo nos volveremos a unir, estoy segura. El destino no debe ser tan cruel, la naturaleza es sabia, nos hará volver a unirnos. Hará que nuestro ecosistema vuelva a funcionar tan normal. Mojaremos los pies a esas personas que pasean por al lado nuestro. Sostendrémos a los surferos ansiosos de que nuestro tamaño aumente por momentos. Los bañistas nos harán cosquillas y de vez en cuando, sin querer hundiremos pequeños barcos. Habrá risas los días de Sol y lagrimas los días de lluvia, pero todo será normal, nos ira más o menos bien, la rutina seguirá y dentro de un tiempo que nadie sabe nos volveremos a separar para luego volvernos a unir.


Escuchando : Your Call - Secondhand Serenade

2 comentarios:

Almenara dijo...

Es muy cierto, quizás no sepamos por donde vamos, pero si hay que tener claro a donde queremos llegar..

Es chistoso como todos tenemos una teoria, distinta y perfecta para describir nuestras vidas, la tuyas las olas de mar, la mia una serie de televisión...

Me gusto mucho tu entrada (:

Paula dijo...

Me he quedado sin words tía.
¡¡PRECIOSO!!
un bezaso guapi,
tequiero(L)