El amor es como un rayo, no se sabe donde cae hasta que no ha caído.

Tic,tac-Tic,tac.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Madurez.

Siento que comienzo una nueva etapa. Como he vivido momentos, situaciones y ehchos a lo largo de mi anterior forma de ver las cosas. Creo que estoy madurando, que es época de centrarse. De mirar con buenos ojos ciertas cosas que no veía. Mirar al futuro más que nunca. El pasado, se fue, se esfumo, no giraré la cabeza para ver las cosas que ví. Intentaré ir con una sonrisa de oreja a oreja, con la cabeza bien alta de saber quien soy. Buscaré y me acercaré a las cosas, situaciones que mejor me convegan en los momentos que estoy viviendo. Dejaré un poco de lado mis sentimientos, quiero centrarme, tener las cosas claras. Si me gusta algo, iré a por ello si o si. Pero solo iré, si me gusta de verdad. Quiero ser optimista, saber que todo saldrá bien. Que puedo con esto y más. Posiblemente puedo cambiar, creo que debo cambiar. Adiós a las chorradas. Bienvenida la madurez.

6 comentarios:

alba.JDM dijo...

Ani :)
Ten cuidado, porque madurar, ser optimista, e ir con una sonrisa en la cara, es practicamente imposible sin locuras :) Deja de ser una niña, pero no quieras ser adulta tan pronto. Ahora, es un momento en el que, algunos dias, quieres comerte el mundo, y otros, piensas que no merece la pena seguir viviendo.

Si, te leo, y te leeré siempre a partir de ahora :3

Azul cielo dijo...

Nunca abandones al niño que llevas dentro... Él, muchas veces, es responsable de tu felicidad. Apárcalo, pero no lo olvides :)
Besitos guapisima!!

María M. dijo...

Me encanta esta entrada,
yo llevo tiempo intentando ser más optimista ,centrarme exclusivamente en lo bueno y en lo que realidad me importa.
Escribes muy muy bien.
Un beso guapa ! ^^

Paula dijo...

Me encanta la entrada :)
para que luego digas que no me paso..
te quiero grandota!<3

Almenara dijo...

Eso se llama que ya terminates una etapa, y hoy das inico a una nueva. Animos.

Beni dijo...

Se llega a la madurez mostrando lo que puedes hacer, no pensándolo.
Tú puedes, adelante amiga mía.